Pruebas diagnósticas del EMD

Un examen ocular exhaustivo puede detectar signos tempranos de retinopatía diabética y de EMD como son2:

  • Salida de líquido de los vasos sanguíneos de la retina,
  • Daño o algún cambio en los vasos sanguíneos,
  • Engrosamiento o hinchazón de la retina.

Una evaluación ocular completa puede incluir2:

  • Exploración por pupila dilatada: durante esta prueba, se le administrarán unas gotas en los ojos para dilatar sus pupilas. Esto permitirá a su especialista, usando una lupa, analizar su retina y su nervio óptico para comprobar si existe algún problema.
  • Test de agudeza visual: deberá leer las letras de una tabla optométrica para determinar su grado de visión a diferentes distancias.
  • Tonometría: esta prueba se utiliza para medir si existe presión en sus ojos. Para realizarla, es posible que le administren gotas anestésicas.
  • Angiografía con fluoresceína: esta prueba se puede realizar si se sospecha de la existencia de EMD. Para realizarla, se inyecta un tipo de tinte en el brazo, la fluoresceína, que pasa a través de los vasos sanguíneos. Se utiliza una cámara especial para tomar una serie de fotografías de la retina y de sus vasos sanguíneos. Así, su especialista puede detectar si existe escape de líquido o sangre de los vasos sanguíneos.
  • Tomografía de coherencia óptica: la tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés) es una prueba no invasiva que se realiza a través de un tipo especial de cámara que fotografía y mide el espesor de su retina. También puede detectar si existe hinchazón o fluidos en la retina.