Diagnóstico del edema macular diabético

En estadios tempranos, el EMD puede tratarse y la visión se puede preservar. Además, debido a que la pérdida de visión puede ocurrir de forma repentina, es importante realizar exámenes oculares de forma periódica antes de la aparición de los síntomas2.

Sin embargo, hasta el 50% de los pacientes con diabetes no se someten a exámenes oculares regularmente y reciben un diagnóstico cuando es demasiado tarde para realizar un tratamiento efectivo2.

Si usted padece diabetes del tipo 1 o del tipo 2, debería realizarse revisiones oculares al menos una vez al año para analizar si existe retinopatía diabética o EMD. Un oftalmólogo u optometrista con experiencia en el diagnóstico, control y tratamiento de estas patologías es la mejor opción para llevar a cabo estas revisiones2.

El diagnóstico y tratamiento tempranos, así como la realización de exámenes oculares de forma regular, son aspectos críticos para minimizar el impacto del EMD.