EDEMA MACULAR DIABÉTICO

El edema macular diabético es un trastorno ocular que se puede presentar en personas diabéticas, tanto tipo 1 y tipo 2. La diabetes se caracteriza por niveles elevados de azúcar en sangre. Si los niveles de azúcar en sangre permanecen elevados pueden dañar los vasos sanguíneos en la retina, produciéndose lo que se conoce como retinopatía diabética que afecta al 80% de las personas con diabetes tras 10 o más años de enfermedad. Una de las complicaciones de la retinopatía diabética es el edema macular que se produce por la salida de líquido de los vasos sanguíneos dañados de la retina y se acumula en la mácula. Esto causa inflamación y visión borrosa.

La mejor forma de prevenir la aparición de la retinopatía diabética y, por tanto, del edema macular diabético es mantener un control adecuado de los niveles de azúcar en sangre. Para ello es muy importante que, si es una persona diabética, cumpla con el tratamiento antidiabético y con las visitas de control que le indique su médico.

El edema macular diabético debe diagnosticarse y tratarse de forma adecuada. Por ello, si es una persona diabética y presenta problemas oculares, acuda a un oftalmólogo.