¿Qué hacer después del tratamiento?

Inmediatamente después de la administración del tratamiento, su visión será borrosa. No debe conducir ni utilizar maquinaria hasta que recupere por completo la visión normal.

Siga las indicaciones que le realice su médico tras la administración del tratamiento.

Preste atención a cualquier cambio que pueda producirse en el ojo en el que se ha administrado el tratamiento y acuda a su oftalmólogo en caso de duda.

Su médico le informará tanto de los resultados de su tratamiento como de sus próximas citas. Su enfermedad precisa un tratamiento regular, por lo que es importante que acuda a todas las citas de control, y tratamiento.

Consulte con su oftalmólogo especialista de la retina antes de interrumpir el tratamiento.