Síntomas de la DMAE exudativa

Cuanto antes reconozca los síntomas, más probabilidades tendrá de un diagnóstico precoz y de conservar la visión. Aunque puede que no aprecie nada en las fases iniciales de la enfermedad, debe prestar atención a los siguientes síntomas:

  • Visión borrosa: afecta a su capacidad para ver los detalles con nitidez desde cualquier distancia.

  • Líneas rectas que parecen curvas, distorsionadas o quebradas: esto puede suceder con objetos cotidianos, como el marco de un cuadro o una puerta.

  • Visión de puntos borrosos u oscuros: especialmente en el centro de la visión. También le puede resultar difícil ver caras.

  • Dificultad para distinguir colores o contrastes.

  • Mayor sensibilidad a la luz brillante o problemas para acostumbrarse al paso de luz brillante a tenue. También puede que la visión mejore de noche.

  • Imposibilidad de realizar tareas de cerca, como coser o leer.

Puede que solo reconozca algunos de estos síntomas y que estos cambien a lo largo del tiempo. Si en algún momento experimenta alguno de estos síntomas, consulte a su médico de inmediato.