La nutrición y la DMAE

Tener una dieta sana y equilibrada puede ayudar a prevenir la aparición de la DMAE. Las verduras de hoja verde, la fruta y los alimentos con alto contenido en ácidos grasos omega-3, vitaminas C y E, zinc, luteína y zeaxantina están especialmente indicados para mejorar la salud ocular y ayudar a prevenir la DMAE exudativa. Además es recomendable limitar el consumo de alcohol.

También es posible utilizar complementos nutricionales con fórmulas específicas de dosis elevadas de antioxidantes y zinc que han demostrado contribuir a disminuir el riesgo de desarrollo de DMAE exudativa.

Consulte a su médico cuál es la dieta y los complementos nutricionales que mejor se adaptan a usted.