¿Cómo se puede reducir el riesgo?

  • Deje de fumar.

  • Mantenga un peso saludable: existe relación entre la obesidad y la progresión de la DMAE.

  • Realice ejercicio con regularidad: ayuda a mantener los valores de presión arterial normales. Consulte siempre a su médico cuál es el tipo de ejercicio físico que se adapta mejor a usted.

  • Reduzca la exposición a la luz ultravioleta: limite el tiempo que pasa al sol o utilice cremas solares con filtro UV, gafas de sol o gorras que protejan los ojos.

  • Consulte a su médico y sométase a revisiones periódicas si presenta alguno de los factores de riesgo de DMAE exudativa.