Pruebas diagnósticas

Una serie de pruebas realizadas por un oftalmólogo especialista de la retina servirán para determinar si existe DMAE exudativa. Dado que hay implicados factores como la genética y el estilo de vida, las pruebas empezarán con una historia clínica, anamnesis completa, y probablemente también le realicen las siguientes pruebas:

  • Prueba de agudeza visual: deberá leer las letras de una tabla optométrica para determinar su grado de visión a diferentes distancias.

  • Rejilla de Amsler: deberá mirar una serie de líneas de una rejilla que permiten saber si experimenta distorsión en la visión central (uno de los principales síntomas de DMAE exudativa).

  • Exploración de la pupila dilatada: el oftalmólogo especialista de la retina le administrará unas gotas en los ojos para dilatar las pupilas. Con una lupa puede ver la parte posterior del ojo con claridad y comprobar si existe algún problema.

  • Angiografía: el oftalmólogo especialista de la retina le inyectará una sustancia y tomará imágenes a medida que este pase por los vasos sanguíneos del ojo. Esto permite ver si existe escape de líquido o sangre de los vasos sanguíneos.

Si tiene previsto someterse a estas pruebas, la siguiente Guía de diálogo le ayudará a realizar las preguntas que puedan surgirle durante la consulta con su médico. Si le diagnostican DMAE exudativa, es aconsejable que obtenga la información más amplia posible antes de someterse al tratamiento.